El barnizado, un clásico en los muebles que no pasa de moda

La decoración es estilo, moda y tendencia, y como no podía ser de otra forma los muebles y su acabado está sujeto a estos factores.

Lo que en un momento dado nos puede gustar, es fácil que con el paso de los años esta percepción cambie.

Precisamente porque nuestros gustos cambian y sobre todo porque el entorno también lo hace, es recomendable que un aspecto tan importante en nuestra vida como son los muebles y la decoración de nuestra casa, lo veamos con una cierta perspectiva

Han pasado años en los que los muebles rústicos eran tendencia, luego los étnicos, los minimalistas, los de estilo industrial y vintage…, y si te fijas todos han tenido sus momentos

Muchos de ellos no es que pasaron de moda, sino que su estilo y forma era tan recargada, que a muy pocos se les ocurriría tenerlos aun en casa, a no ser que se vieran obligados a ello.

Ten en cuenta que la decoración de una casa, y sobre todo sus muebles, va a durarte en condiciones normales décadas. Si, de 15 a 20 años como mínimo. Esa sería la media con la que nuestra mesa de comedor, sillas, sofás y mesa de centro entre otros, pasaran a formar parte de nuestra vida.

¿No te parece un tiempo lo suficientemente largo e importante como para no acertar en la elección y por tanto en la compra de tus muebles?

Sin duda que lo es, y por ello hoy os vamos a proponer una opción de estilo y acabado que no está sujeto ni a las modas ni a las tendencias

El estilo seria el clásico, que aunque a muchos les pueda parecer antiguo, rotundamente no lo es.

El término clásico es amplísimo, y en decoración y en concreto en los muebles no iba a ser menos.

En Vilmupa nos encanta este estilo de mueble, elegante y con mucha personalidad, en el que el  acabado es tan importante como el diseño y el estilo del mueble.

Barnizado, un acabado que combinado con elementos que le aporten cierto contraste, resulta fácil de integrar en cualquier decoración.

Muebles en los que la madera con los que están fabricados también resulta determinante, ya que la veta de la madera queda a la vista con este tipo de muebles, en el que el barnizado añade color o mejor dicho tinte y más o menos brillo según el acabado.

Muebles de roble, haya, pino o teca son solo algunas de las opciones de madera en las que el barnizado le aporta esa nota de color elegante y con mucho estilo

Y como una imagen es capaz de transmitir lo que yo con miles de palabras seguro no conseguiría, os dejo algunas fotografías donde mesas de comedor, chimeneas, cabeceros y aparadores son un fiel reflejo de lo que un mueble clásico barnizado puede aportar a tu decoración.

Guardar

Deja una respuesta

Twitter Facebook